Lleida, un territorio para descubrir paso a paso

Lleida, un territorio para descubrir paso a paso

Una provincia de 170 km de largo y 80 km de ancho mujer para mucho.

Como uno se puede imaginar, dentro de un territorio de estas dimensiones caben grandes espacios como los Pirineos y el Prepirineo, las cordilleras del Solsonès, Segarra y Garrigues o terrenos más llanos en la parte central de las Tierras de Lleida.

Estas diferencias de relieve garantizan una gran diversidad de paisajes, desde espacios abiertos, con amplias panorámicas hasta las recogidas valles rodeados de dramáticos y altivos picos, pasando por los tranquilos terrenos llanos demarcado carácter agrícola. Entre las cumbres y la llanura se extiende un territorio lleno de posibilidades, un lugar irrepetible para vivir tus rutas de senderismo.

Pero todavía da para más si tenemos en cuenta que podemos caminar por más de 4.500 km de caminos balizados dentro de los que se incluyen 8 senderos de Gran Recorrido que nos permiten cruzar la provincia en varias direcciones.

Estos senderos de Gran Recorrido permiten cruzar la provincia de muchas maneras: el Sendero Pirenaico GR-11 que sigue los Pirineos por cotas altas, el Sendero Histórico, GR-1 que recorre las sierras del Prepirineo o el Camino de Santiago, el GR 65 -5, que atraviesa la llanura. Los tres siguen la dirección este-oeste. Siguiendo una orientación norte-sur tenemos en la Cerdanya el Camino de los Buenos Hombres, el GR-107; el GR-7 que va de Andorra en el estrecho de Gibraltar y el GR-171, que se bifurca del 7 y se dirige hacia los Puertos de Beceite. Los GR circulares, de manera complementaria a los lineales, nos dan una visión completa del territorio. Entre estos, tenemos el Sendero Central de Cataluña o GR-3, la ruta del Císter, el GR-175 en el extremo sur, el GR-150 que circunvala la sierra del Cadí y el Sendero Circular del Valle de Aran , el GR-121.

Camins de l'alt Urgell. foto: G. Portabella

Camins de l’alt Urgell. foto: G. Portabella

Pero si lo que queremos es concentrarnos sólo en una zona, en cada comarca tenemos una densa red de caminos balizados, pensados ​​para descubrir aquellos elementos patrimoniales destacados y que nos permitirán conocer a fondo cada valle.

Lo que es seguro, es que para esta amplia red de caminos podremos tener un contacto íntimo con el territorio, disfrutar de la tranquilidad, el silencio y la calma que rezuman los paisajes de Lleida.

Tanto si estás siguiendo un GR como cualquier otro itinerario, los alojamientos Bienvenidos te ofrecen un conjunto de servicios que te ayudarán a disfrutar mejor: buena información y sugerencias para elegir tu ruta, horarios flexibles para planificar mejor los recorridos y elementos para la limpieza y secado de tu equipamiento si el tiempo es húmedo.